Garmin entrevista a la Dra. Eva Ferrer: “Entrenar con un dispositivo inteligente Garmin ayuda a nivel deportivo y, también, médico”

0
489

Los relojes y pulseras inteligentes suponen una gran ayuda en la práctica de ejercicio. Aportan datos que, además de emplearse para la mejora del rendimiento y la consecución de objetivos, ofrecen también información que contribuye de manera muy positiva a realizar un seguimiento de determinados factores relacionados con la salud.

Garmin entrevista a la Dra. Eva Ferrer, especialista en Medicina del Deporte, quien analiza la positiva repercusión de entrenar con pulseras y relojes inteligentes de la firma, ya es que posible obtener valiosa información a través de las múltiples prestaciones que mintegran estos dispositivos.

Garmin: ¿Cuáles son los principales beneficios de entrenar con un reloj o pulsera inteligente?
Dra. Eva Ferrer: A esta pregunta le doy un doble sentido. Desde un punto de vista médico, como herramienta para poder monitorizar a un paciente que necesite un control de su frecuencia cardiaca, ya sea por patología o recomendación, le permite a esa persona regular su esfuerzo.

Por otra parte, si hablamos desde el punto de vista de entrenamiento, es útil tanto para las personas nobeles que se inician, para comenzar a conocerse y saber cuáles son sus límites. En el caso de las personas más “pro”, más acostumbradas a entrenar, les ayuda a mejorar su rendimiento, porque pueden conocer los distintos niveles o etapas por los que van pasando.

¿Cómo pueden ayudar estos dispositivos a cambiar los hábitos de sedentarismo imperantes en la sociedad actual?
En este caso, no hablamos de control o monitorización de frecuencia cardiaca, sino que utilizaríamos otras herramientas, como control y contabilización de pasos. Una persona sedentaria no es consciente de lo poco que se mueve y, por tanto, cuando lleva una pulsera le
sirve para mejorar, porque le ofrece recomendaciones, un objetivo de pasos diario y, si no llega a ese mínimo, le genera una sensación de obligación para moverse. Este simple hecho crea un hábito muy positivo, sin necesidad de estar mirando constantemente la pulsera.

– Emparejando con la cuestión anterior, ¿va relacionado el ejercicio con la mejora del estado de ánimo?
Totalmente, porque cuando te mantienes activo, aparte de la generación de endorfinas asociada al deporte y que es conocida por todos, también está la sensación de mejora física que va unida al movimiento en sí. Esto hace que determinadas molestias o dolores se
reduzcan.

¿Cree que, en el caso de los niños, también pueden suponer herramientas de ayuda para evitar desde pequeños ciertos hábitos?
Por un lado, está su uso como herramienta terapéutica y, por otro, lo que aporta a los pequeños como novedad o estímulo A los niños la novedad les encanta y estas pulseras les resultan muy llamativas. Se pondrán la pulsera o el reloj durante unos días, pero siempre es necesario acompañarlo de algún estímulo. Por supuesto, todo aquello que sea promover la salud a través de la actividad física, es bienvenido.

En cuanto a su aplicación a nivel médico, para aquellos niños que siguen programas específicos de control de su salud, sirve para monitorizarlos, para controlar la cantidad de pasos que hacen al día, para ver si han estado más o menos activos durante el día, o subir las
escaleras. Con los datos obtenidos, puede hacerse un volcado para tener un control de los
parámetros que interesen.

¿Cuáles son las prestaciones que, a su juicio, pueden ser de mayor ayuda y, por tanto, más valoraría a la hora de comenzar a practicar ejercicio con un reloj o pulsera inteligente?

Depende del perfil del usuario. Si es a nivel paciente (para monitorizar), resulta muy útil el control de la frecuencia cardiaca y nos ayuda a asesorarles sobre en qué frecuencia es mejor trabajar. También, contabilizar los pasos, porque para quienes necesitan empezar a moverse, es una manera de tener una referencia en todo momento.

En el caso de deportistas, también podemos hablar las prestaciones relacionadas con la medición de distancia (en carrera, por ejemplo) y, de nuevo, la frecuencia cardiaca en aquellos que necesitan mejorar su rendimiento y que trabajan por umbrales. También, por supuesto, el control del ritmo y la velocidad.

Volviendo al perfil de usuario que necesita ser monitorizado por cuestiones médicas, hay personas que piensan que se conocen porque trabajan por sensaciones, pero en determinados casos, como cuando hay cardiopatía, se pierde la noción concreta. Y, por tanto, tener una herramienta como estas, que te va informando sobre cómo está en cada momento, es muy útil (información de adaptación cardiaca).

COMPARTIR

RESPON

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada