Eva Sanz cruzó a gatas la meta en la final del Maratón

0
42

La española Eva Sanz, barcelonesa de 28 años, protagonizó la imagen más dramática de los campeonatos del mundo de atletismo cuando, casi inconsciente, hubo de cruzar a gatas la línea de meta en el maratón femenino. Sanz, que disputaba hoy en Edmonton el cuarto maratón de su vida, entró en el kilómetro 35 en un estado de seminconsciencia y corrió hacia la meta como una autómata hasta que se derrumbó cuando había recorrido 42.194 metros. Aunque ella creía haber llegado, le faltaba un metro para terminar la carrera de 42.195. Sus compañeras del equipo español asistieron impotentes, del otro lado de la raya, al drama y hubieron de limitarse a animar a Eva Sanz a dar el paso que la faltaba. Cualquier ayuda física que le hubieran prestado le habría supuesto la descalificación. El juez de meta reclamaba a la española un último esfuerzo haciendo con la mano el gesto de que viniera hacia él y sólo al cabo de unos segundos dramáticos Eva Sanz puso ponerse de rodillas y gatear el breve tramo que le quedaba para acabar su cuarto maratón. Eva Sanz, debutante en la selección española, ha corrido con anterioridad dos maratones en Barcelona, y en la presente temporada consiguió en Rotterdam (Holanda) su mejor marca con 2.30:56. Hoy necesitó 2 horas, 41 minutos y 16 segundos para terminar en el puesto 35 entre 58 participantes. Como el resto de las corredoras españolas (María Abel, Luisa Larraga, Marta Fernández y Griselda González), Eva Sanz fue tratada con suero en el hospital del estadio. La imagen de Eva Sanz recordó por momentos la de la marchadora barcelonesa Emilia Cano en los Mundiales de Roma´87 o la de la suiza Gabrielle Anderson-Schiess en el maratón olímpico de Los Angeles´84, ambas entrando con paso vacilante en la meta.

COMPARTIR
SalvaPou
Atleta. Corredor de fons. Maratonià. Fotògraf. Editor de la web d'atletisme www.atletisme.cat.

Deixa un comentari